Natalia Caramelo

Natalia Caramelo

Natalia Caramelo Iglesias nació y se crió en Asturias. Actualmente, reside en Arlon (provincia de Luxemburgo), aunque por motivos laborales, suele estar viajando constantemente.

Es la tercera hermana de una humilde familia, sacada adelante únicamente por su madre, quien ha sido un gran ejemplo de mujer fuerte, luchadora e independiente.

Al igual que sus hermanas, Natalia compaginó los estudios y el trabajo desde bien joven. Durante su época de instituto y la universidad, trabajó como azafata y chica de imagen para distintas marcas (Beefeater, Ballantines, Brugal, Desperados, etc.) y eventos (Boxeo, MMA, Rally, etc.)

Al mismo tiempo, intentaba desarrollar sus dos pasiones: el baile y la fotografía. Hace aproximadamente tres años, logró abrirse paso dentro de ambas disciplinas, y fue entonces cuando su vida dio un giro de 180 grados.

A día de hoy, compatibiliza su trabajo de modelo y de bailarina junto con otros proyectos. También es colaboradora en el programa “El ojo que todo lo ve”, que pertenece a la EDM Radio de Madrid. Este año ha sido nombrada Miss Agosto Playboy 2018.

Ha trabajado como modelo en el Congreso Internacional de Arte (Ligthart), varios whorkshop, sesiones de fotos, calendarios, videoclips, etc. Apareció en revistas como American Latin Models y Lam Gold.

En su faceta como bailarina, ha trabajado en varios eventos, discotecas y cabarets. Ha formado parte de sellos como Supermartxe, y ha acompañado a conocidos artistas musicales en sus actuaciones, como Danny Romero, Henry Méndez, Dasoul, Carlos Jean, Carl Cox, Oliver Ronan o DKB, entre otros.

Pese a que no ha dejado de formarse, sus objetivos académicos han cambiado drásticamente desde aquellos años de universidad a la actualidad. No obstante, como ella misma asegura, «si quieres crecer, la constante formación es necesaria.»

Natalia se define a sí misma como una mujer persistente y ambiciosa, pero siempre fiel a sus principios e ideales. Se considera una mujer feminista, entendiendo el mismo como la lucha contra la opresión y dominación machista, la lucha por el acceso igualitario a la educación y al trabajo, la lucha por la descosificación de la mujer, como objeto que tenía predeterminado su papel social como ama de casa al servicio de su familia. En definitiva, la lucha por la igualdad de géneros. Todo ello con el propósito de derribar las estructuras patriarcales opresivas y machistas que subordinan los derechos de las mujeres, con el fin de lograr una sociedad igualitaria y libre de estereotipos sexistas.

Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más